jueves, 9 de junio de 2016

El Cromatismo de Tierra de Campos.

El Cromatismo de Tierra de Campos.

Por Francisco Rubio - copyright  8 de junio de 2016 

Publicado en el Agora de Tierra de Campos . copyright 

Ha vuelto a pasar esta tarde. Hablando con alguien de otras latitudes patrias sobre la comarca de Tierra de Campos, me hace alusión a que le suena y la identifica con una zona de Castilla y León muy seca, tirando a árida. Y me vuelve a la memoria lo de siempre. Los “escritores de ciudad” que venían a los Campos de Castilla y de León a pasar los veranos, se encontraban siempre lo que se tenían que encontrar, unos campos de cereal secos, bien secos, para que se pudieran segar, acarrear la mies, trillarla, aventarla para separar el grano de la paja y llevar el fruto de su trabaja a paneras y pajares. Y esto un año tras otro. Y esto es lo que luego plasmaban en sus libros, fotografías y artículos contando sus hazañas veraniegas y el calor que habían pasado en la ancha Castilla. Ninguno volvía por aquí el resto del año. Ninguno descubrió nada mas. Ninguno fue capaz de encontrar la metamorfosis y los ciclos de la naturaleza en Tierra de Campos. 




Y eso mismo le ha ocurrido a los miles de “veraneantes” que llegaban con los calores de julio y se iban con los últimos calores de septiembre, solo se llevaban un único paisaje de Tierra de Campos. Casi lo mismo que ocurre cuando visitas Galicia o Asturias o Cantabria, que solo está verde, pero ahí si que es verdad lo de que SOLO está verde. Ya vayas en primavera o en verano, en invierno o en otoño, ya sea el año lluvioso o venga escaso de lluvias, el paisaje es verde, repetimos, SOLO está siempre verde ... y además parece que eso resulta bonito, gracioso y hasta simpático. Aunque por las tierras de Castilla y de León, salvo la lechuga, a lo verde siempre le falta madurar para que este tierno y sabroso. 



Reconozcamoslo, cuando tu paisaje solo siempre es verde, es simplemente aburrido hasta decir ... vamos a cambiar de canal. Hasta el punto de que los habitantes de esas zonas tienen la cornea saturada del verde y cuando se hacen mayores no distinguen la mitad de los colores del espectro cromático, lo que conocemos como el arco iris. Bueno, igual con esto último hemos exagerado un poco, pero algo raro tiene que pasar cuando has estado expuesto tantos años a un solo color. Que se lo pregunten sino a los de la cromoterapia. No puede ser bueno la monocromoterapia. 

Pero si a aridez nos remitimos, nada hay mas árido e inerte que la sal y una playa del este o del sur de la península y cuyo monocromatismo también es mas que evidente. Por supuesto que reconocemos los beneficios y templanza que aporta el inmenso mar salado, pero consideramos que está sobrevalorado por la industria turística, que encontró a partir de los 60 el filón del turismo vikingo de sol y playa, “pub and beach” que dicen ellos. Quizás hay que recordar a propios y extraños que hay otros mundos, pero están en este y algunos tan cerca que los podemos oír, oler, degustar, palpar y por supuesto, ver y disfrutar en colores. 


Por si hubiera que contarlo o recordarlo, en Tierra de Campos el cromatismo se balancea entre las variantes del azul del cielo a lo largo del año, el verde de los campos en primavera, las variantes de rojos y anaranjados de los amaneceres y atardeceres veraniegos y otoñales, las variantes de los amarillos del cereal seco, las variantes de los ocres de la tierra laboreada, las variantes de los blancos de las heladas, cencelladas y nieves invernales, las variantes de las oscuras noches sin luna, las variantes de los grises de las nieblas y días nublados y por supuesto, el amarillo resplandecicnte del sol sobre un fondo azul infinito, que hace que el color de las cosas forme parte del paisaje de Tierra de Campos. 

Pues dicho queda, reivindicando los colores, por si alguna o alguno solo ha pasado por aquí en verano. Que el año tiene mas estaciones y todas pasan por Tierra de Campos haciendo parada y fonda el tiempo necesario. Y para muestra un botón como el de las fotografías que aquí exponemos. 

Y si eres oriundo de Tierra de Campos o tienes algunas raíces por aquí y lo puedes corroborar, esperamos tus comentarios. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario