martes, 15 de mayo de 2018

San Isidro y el día de los agricultores en Tierra de Campos

Por Francisco Rubio. (C)  15 de Mayo de 2018 
Publicado en El Agora de Tierra de Campos. Copyright

En casi todos los pueblos de Tierra de Campos, no podía faltar la celebración de la fiesta de San Isidro, el santo labrador por antonomasia, que tiene lugar cada año el 15 de mayo. 

Desde el 2011, dicha fecha se ha visto solapada con la de ese movimiento ciudadano surgido también en Madrid y denominado 15-M, que aunque también parece clamar al cielo determinadas prebendas, es otra historia, aunque como buen madrileño que era, seguro que Isidro se paso mas de un 15 de mayo por la puerta del Sol... 

Prácticamente todas las localidades albergan en su iglesia alguna imagen o altar con este santo, que cada año se saca en procesión con el fin de bendecir los campos, en aras de una buena cosecha. Y es que desde estos momentos hasta que comience la siega, allá por primeros de julio, es cuando los trigos y cebadas repuntan y granan hasta alcanzar su cenit. 



La talla de San Isidro que podemos ver en localidades como Villanueva del Campo, será probablemente de mediados del Siglo XIX, coetánea a la iglesia del Salvador y al igual que la mayoría de las imágenes existentes en otras localidades, está representada por un labrador de época medieval que porta un báculo o largo palo en su mano derecha y que clama al cielo con la mirada. Mientras, con su mano izquierda sujeta la manguera del arado con el que va arando con la yunta de bueyes que tiran del característico arado romano o de San Isidro. 

Ese peculiar y antiquísimo arado, ha sido usado en Tierra de Campos desde hace mas de dos mil años, hasta la llegada, ya en tiempos modernos, del revolucionario arado de vertedera. Y otro tanto ocurrió con la yunta, que estuvo formada por una pareja de bueyes o vacas hasta que, entorno al siglo XVII y debido entre otras cosas a una reagrupación de muchos núcleos de población, fue sustituida por una yunta de mulas, las cuales, aunque tenían menos fuerza que los bueyes, lo compensaba el hecho de ser mas ligeras para llegar a las tierras mas alejadas del pueblo. .

    partes de un arado romano, fabricado en Tubilla del Lago por Gregorio Nuñez.
    fotografia de Miguel del Cura
Ya en tiempos recentísimos, hace apenas 50-60 años, las mulas fueron desterradas y sustituidas a su vez por cientos de caballos... claro que, estos caballos venían enlatados, en lo que conocemos como tractores, la última revolución agrícola en esto de arar las tierras. 

Volviendo a la festividad que nos ocupa y su santo patrón, recopilamos la historia y lo que nos cuenta la tradición al respecto. Parece ser que Isidro fue un labrador que nació en el año 1082, en la localidad de Madrid, justo un año antes de ser conquistada a los musulmanes por Alfonso VI de León y Castilla, muriendo en 1172, a los 90 años de edad. Su nombre completo era Isidro de Merlo y Quintana y estuvo casado con María de la Cabeza, que a la postre también seria santa, así como el hijo de ambos, al que se conoce como San Illán. En la biografía de Isidro, se señala que su amo fue el noble Juan de Vargas y en la casa que este tenia en Madrid, hay actualmente un museo con recuerdos relativos a la vida del santo.

Entre las cosas curiosas de este santo esta su propio nombre, Isidro, el cual fue acortado para no confundirlo con el otro santo hispano, San Isidoro, cuyo nombre deriva del latinizado Isidorus, de origen griego y significa "el adorador de Isis".  Isis era una diosa egipcia que personificaba el poder fecundador de la naturaleza, por lo que llama la atención esas casuales coincidencias, que a lo mejor no son tal.

Aunque la imagen mas habitual de Isis es la de una mujer sentada amamantando a su hijo, también se encuentra representada en las pirámides del antiguo Egipto a Isis de pie, con la mano derecha sujetando un báculo y con la mano izquierda abajo sujetando el Anj o cruz egipcia, curiosamente de manera muy pareja a la habitual representación de San Isidro. 
la cruz e vida o anjar egipcio


Volviendo San Isdro, uno de los milagros mas significativo atribuido a este santo labrador, es aquel que cuentan que mientras Isidro rezaba en el campo postrado de rodillas, los ángeles tomaban la yunta y le araban las tierras. Aunque según las actas de la canonización, se dice que fue su "amo" Juan de Vargas quien vio como dos ángeles ayudaban a Isidro a arar más rápido, tras haberse detenido éste anteriormente a rezar en todas las parroquias por las que pasaba de camino al trabajo. 

Su beatificación y canonización no se produjo hasta más de cuatro siglos después, sobre 1620, cuando ya Madrid era una importante Villa y albergaba la Corte del Imperio Español. Por otra parte y ya en 1960, Juan XXIII lo declaró patrono de los agricultores españoles, aunque seguramente en Villanueva del Campo, muchos años antes ya era sacado en procesión por los agricultores, o labradores como se decía entonces. 

Tierras aradas en Villanueva del Campo 
Vaya desde aquí, en un día tan señalado, un saludo a todos los agricultores presentes, pasados y futuros de Tierra de Campos, deseándoles la mejor de las cosechas en este año lluvioso como pocos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario